Warriors Defender

LOS EMAILS SIGUEN SIENDO UNA DE LAS FORMAS MAS COMUNES PARA LA PROPAGACIÓN DE CIBERATAQUES



A pesar de la existencia de ataques más avanzados, los ciber-criminales aún dependen en gran medida de los correos electrónicos. Y aunque cada vez son mucho más sofisticados, puedes protegerte.

No bajes la guardia. Recibir un email que no esperabas debe resultar sospechoso, especialmente si trae un archivo adjunto. Según el análisis de F-Secure, el 85% de todos los correos electrónicos maliciosos tienen adjuntos .DOC, .XLS, .PDF, .ZIP o .7Z.
Aunque sepas qué son estos archivos o qué programa los abre, es crítico recordar que estas son las vías de acceso a tu sistema para un pirata informático.

Si el archivo es inofensivo. El siguiente paso es revisar el resto del correo electrónico. ¿La dirección del remitente coincide con el nombre (por ejemplo, alex.garcia@mail.com y Alex García)? ¿Es el remitente alguien que reconoces?

Incluso si tu respuesta es sí, esas son cosas que un atacante puede falsificar. Observa de cerca el tema y el mensaje. ¿Están escritos de la forma en que normalmente escribe el remitente?
Tomar unos segundos adicionales para hacer estas preguntas antes de hacer clic puede ser todo lo que necesitas para evitar un ataque.

Según los hallazgos de F-Secure, no hay suficientes personas que lo estén haciendo. De echo la "tasa de clics", el número de veces que una posible víctima abrió un archivo adjunto malicioso, estaba entorno al 13,4% en 2018, un punto más que el año anterior.

Si este número no te parece preocupante, considera esto. Se estima que el volumen diario de correo electrónico legítimo en todo el mundo es de unos 52.9 mil millones de mensajes. El volumen de spam es casi seis veces mayor, unos 307 mil millones. No todo eso es malicioso, algunos son simplemente basura no deseada, pero te da una buena idea de cuántos malwares se envían al día.

0 Comentarios

Registrate para unirse a esta conversación en Warriors Defender.
¿Ya tienes una cuenta? Iniciar sesión para comentar.